septiembre 01, 2017

Un par de ideas nomás

Muchas veces me ha pasado que surgen diferencias en la corrección de exámenes. Docentes que corrigen distinto, con distinto criterio o dando más importancia a algún contenido que a otro. Eso me parece sano y democrático: no todos tenemos que pensar de modo uniforme y "amoldado".

Por eso la muestra de la corrección de las evaluaciones es un punto de revisión y debate con el alumnado. Los alumnos tienen derecho a entender la corrección, a saber cómo se corrige y también a revisar si algo se pasó por alto al docente: todos somos humanos... por suerte (o por desgracia).

Pero también me vi muchas veces ante el caso:
- "nosotr@s estudiamos junt@s, sabemos lo mismo y nos sacamos notas distintas ¿cómo puede ser?".

La primera pregunta que surge en silencio desde lo más profundo de la mente del profesor es: "¿cuál de l@s dos habrá hecho el exámen?"
La primera idea que llega desde el cerebro es "todo bien con que estudien junt@s, pero su producción no pueden ser copias exactas ¿dónde está la elaboración personal e individual?"

Hasta aquí el docente tiene todo un debate interno y aún no ha emitido palabra, y entonces sale un:
- Dejá que lo reviso.

Acto seguido vuelve la calma y uno regresa a su domicilio ¡Y REVISA LOS DOS EXÁMENES!
Es la única manera de interpretar porqué un mismo fenómeno produce dos efectos distintos.
Además es justo para todo el acto académico de la evaluación.
Sepan que esto es así porque pueden llegar a encontrarse resultados finales inesperados en esta historia. Como que las notas pueden subir... o bajar. Amén

2 comentarios:

  1. Comentario fuera del recipiente... vi esto y pensé que lo disfrutarían:

    https://m.youtube.com/watch?v=FfIxN0TE1lk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué genialidad estos tipos!!

      Eliminar

Este blog no sólo está abierto a los comentarios... sino que, además, son esperados y bienvenidos.
Así que ¡exprésate!